Botox y bruxismo

Botox y bruxismo

Botox y bruxismo

El botox para el bruxismo es una técnica, muy frecuentemente, empleada en casos de tensión involuntaria mandibular. Es un procedimiento indicado en aquellas personas que tras realizar un tratamiento de fisioterapia de la mandíbula y llevar férula de descarga o michigan, siguen padeciendo fuertes dolores.

La toxina botulinica o botox se trata de una técnica exitosa y fácil de actuar al utilizar agujas de calibre pequeño e indoloras. Este tratamiento es indoloro y la zona de actuación es de máxcima seguridad.

El paciente después de la intervención puede hacer vida totalmente normal.

PROCEDIMIENTO

La Dra. Amet realiza un estudio de la mordida antes de realizar la técnica. Es un procedimeinto por el cuál se trata de evaluar los puntos de más tensión de los músculos oclusores de la mandíbula. Tras dicho examen visual y palpatorio se procede a inyectar la toxina botulínica o botox con agujas de la marca braun de menor diámetro, sin apenas dolor.

Se harán pequeños pinchazos para repartir el producto en las aéreas de tensión. No se precisa de anestesia al ser una técnica poco invasiva. Sólamente en los casos más sensibles recomendaremos a los pacientes usar cremas anestésicas de uso tópico.

La duración oscila entre 10-15 minutos.

Efecto y duración

Los efectos suelen ser inmediatos a las 48 – 72h. El éxito acostumbra a ser 100% efectivo al tratarse de un producto que paraliza la musculatura involuntaria para que en los momentos que la mandíbula debe estar relajada, lo esté.

 La durabilidad se estima entre 6 y 10 meses. Y los productos empleados son de máxima calidad así como Bocouture o Azzalure.

 

¿Cuándo está indicado?

Como hemos dicho anteriormente, el paciente debería haber  sido diagnosticado por su dentista y haber probado la férula de michigan y fisioterapia. Si aún así, estos tratamientos no han cedido el dolor del paciente, este será objetivo para dicha técnica. Cabe a destacar que la rehabilitación de mandíbula y fisioterapia siempre deben compaginarse con el tratameinto de botox.

Nuestro equipo siempre considera que el tratamiento es integrativo y que ferula, fisioterapia y botox deberán ir de la mano para un mejor caso de éxito.

La toxina botulínica o botox, siempre será un tratamiento efectivo y a aconsejar en pacientes con los siguientes síntomas:

  • Dolor en mandíbula
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de oído
  • Usa férula de descarga

Ya ha probado fisioterapia y siguen los dolores.

Esta unidad de tratamiento será realizada por la Dra. Amet. Y en caso de fisioterapia de apoyo:

Elena Grifols – D.O Osteopata, Fisoterapeuta y especialista en tratamiento articulación temporomandibular en Clínica Integrativa Bcn y Unidad MAxilofacial Teknon

Albert Espriu – D.O Osteopata, Fisioterapeuta y especialista em tratamiento articulación temporomandibular en Instituto Odontológico Integral Padulles