Dolor planta de pie o tobillo, ¿Cual es el problema? Y la solución

Dolor planta de pie o tobillo, ¿Cual es el problema? Y la solución

Existen varios problemas en la planta del pie y en la articulación que lo rodea, (articulación tibioteroneastragalina). Aquí los enumeramos:

  • Sesamoiditis: es un dolor localizado entre la articulación de los dedos que se acentúa al flexionar completamente el dedo o al dejar todo el cuerpo o peso en la zona afectada.
  • Neuroma de Morton: es una extravasación de líquido entre 3º y 4º dedo. Al comprimir todos los dedos en forma de bocata reproducimos un dolor eléctrico con “xasquido”. Este se produce por caminar mal.
  • Artrosis: en este apartado encontraríamos el clásico juanete, la solución pasa por eventualmente una silicona que pueda redirigir el 1º dedo en sus inicios y quirúrgico a posteriori.
  • Fascitis Plantar: es un dolor en la planta del pie o puente, es característico al hacer el primer paso después de levantarse de la cama o estar mucho rato sentado en reposo. “Tirantez fuerte”. Este se produce por mal apoyo del pie y tensión de espalda, gemelos, glúteos y toda la cadena posterior de la espada.
  • Espolón calcáneo: se produce una calcificación en la planta del pie, “en forma de garcio”, que al dar apoyo a nuestro talón da sintomatología de dolor local. Este problema es fácilmente detectable presionando la zona del talón provocamos dolor fuerte.

Cabe a destacar que todos los problemas de pie residen en una mala biomecánica de apoyo del pie. Antes de visitar a tu podólogo os recomendamos analizar el problema en manos de un osteópata o buen fisioterapeuta que tenga una visión global del cuerpo.

¿Por qué decimos esto?

Resulta que la biomecánica es importante ya en las caderas que distribuyen el peso hacia ambas piernas y pies, si estas no se mueven bien cargaremos más peso en una pierna u otra.

Debemos analizar si la distribución de las cargas/peso, se produce por una limitación articular más arriba de los pies, una limitación muscular por arriba de los pies o una vez solucionado este problema el dolor persiste y se trata de un problema del propio pie.

El 99% de los problemas de pie los solucionamos con diferentes técnicas, las ya comentadas, fisioterapia y osteopatía. Justamente con maquinas que aceleran el metabolismo y solucionan el problema: radiofrecuencia, ondas de choque, epi. Y hacemos un seguimiento visual mediante ecógrafo.

Si el problema fuera de pies, solventaríamos el dolor. No obstante la visita al podólogo sería de caso obligatorio para no recaer en la lesión otra vez.