El dolor crónico y su tratamiento

El dolor crónico y su tratamiento

Primero de todo establecer que es un dolor crónico.

Un dolor crónico no tiene que ser un dolor que para toda la vida, mencionamos este tipo de dolor cuando pasados los 20 días este síntoma persiste en el tiempo.

Con un dolor crónico hemos de pensar en más allá. Será muy importante la anamnesis clínica del terapeuta. Deberemos valorar los aspectos emocionales, hábitos alimenticios, analíticas, desajustes hormonales del paciente, traumas infantiles y demás.

 

El caso es mucho más complejo que una simple inflamación y desgaste articular de la zona de dolor.

 

Primer paso, descartar patología inflamatoria con factores reumatoides positivos en las analíticas. Una vez realizado esto, después ya seguiremos haciendo el embudo cada vez más pequeño para hacernos el “Sherlock Holmes” del dolor.

Preguntas que nos plantearemos:

 

¿Sera un problema de disfunción visceral? Con esto queremos decir que el dolor en una articulación puede ser provocado por un órgano que está dando llamadas de alerta.

 

¿Sera un problema de sensibilización central? Estos son problemas producidos por factores emocionales, caídas de culo o accidentes de coche, exposición a tóxicos ambientales, etc.

 

Con esto queremos decir que el paciente crónico, habitualmente es un caso que requiere de tiempo y análisis. Este deberá abordarse de un equipo multidisciplinar y hallar su causa.

Actualmente es uno de los casos que más nos gusta en clínica integrativa bcn, la persona es víctima de un fracasado sistema de salud que pasa por visitar numerosos especialistas y terminan en la unidad del dolor siendo polimedicados.

 

¿Queremos decir que la medicina integrativa sea la solución a todo?

No es cierto pero el 90% de los casos remiten sus dolores y su calidad de vida aumenta haciendo tratamiento físico, mejorando la nutrición del paciente y ajustando la medicación del mismo.

 

La psiconeuroinmunologia, medicina integrativa, medicina ortomolecular, la fisioterapia y la osteopatía pueden ser herramientas muy potentes en estos casos.

El éxito se encuentra en rodearse de un equipo multidiscipliar que englobe al paciente de todos ellos.