Esguince de costillas y su tratamiento

Esguince de costillas y su tratamiento

Esguince intercostal

 

Esta patología es más común de lo que creemos. El dolor es muy agudo. Se trata de fuertes pinchazos en la zona intercostal al levantarse de la cama, respirar profundamente o  inclusive moverse en la cama, agacharse y extender el brazo para coger algún objeto.

Suele ser causa de algún golpe directo en costillas, torsión de tronco forzada, gripe con estornudos fuertes, etc.

No debemos descuidar descartar posible fisura en costilla mediante un estudio radiológico o radiografía. Una vez omitida esta situación recomendamos ponerse en manos de un fisioterapeuta lo antes posible.

Actualmente la técnica más efectiva es la radiofrecuencia o tecarterapia. Son sesiones muy agradbles con un calor profundo en la zona costal que genera la recuperación del tejido acelerando su proceso de curación. En la primera sesión el paciente ya queda sorprendido del efecto del tratamiento por lo que hace la vida diaria más fácil en las tareas de la persona afectada.

También puede acompañarse esta tecnología con leve movimiento intercostal y ajuste vertebral para la lesión en toda su tridimensionalidad y mejorar el movimiento de la articulación y harmonía.

Sugerimos acompañar el tratamiento con productos naturales como flexivita pro – de la casa vitae, enzimas proteolíticas  u otros que ayuden a nutrir partes blandas de nuestro organismo. Consulte con su terapeuta.

 

En definitiva no aguantes el dolor si puedes evitar, no lo enmascares si puedes solucionarlo.